Etiqueta de Eficiencia Energética: ¿Qué Significa?

Actualizado: abr 17

La etiqueta de eficiencia energética es una herramienta que, de forma resumida, te permite conocer el consumo de energía de los electrodomésticos, el indicador de desempeño energético, clasificación de desempeño y las características técnicas de un equipo.

La eficiencia energética es la relación entre la energía que se aprovecha y la total utilizada en cualquier proceso de la cadena energética. A través de éste se busca obtener el mayor provecho de la energía, respetando la normatividad vigente sobre el ambiente y los recursos naturales renovables (Ley 1715 de 2014)


¿Qué contiene la etiqueta?

Si bien, la etiqueta te permite ver las características del equipo y su nivel de rendimiento, como ya hemos mencionado, con ella podrás comparar equipos de similares características para elegir el que te favorece más y el que menor consumo energético tenga. Frente a ello te explicamos cómo leer esta etiqueta.


1.

En la parte superior encontramos información técnica sobre el consumo de energía y el indicador de desempeño energético. Con esto puedes comparar los equipos y ver cuál de ellos supone un mayor ahorro.


El consumo de energía, como su nombre lo indica, da la cifra de la cantidad de energía que consume el equipo, mientras que el enunciado Ahorro energético indica el valor en porcentaje de ahorro del equipo con respecto a uno de consumo promedio.

En casos como las lavadoras, el segundo enunciado aparece como Factor Energético (FE) que relaciona la capacidad del volumen del contenedor de ropa con el consumo total de energía en un ciclo de lavado. Este volumen viene representado en Litros. El FE mínimo establecido en la norma es 35,68 (L/kWh/ciclo), en el que comienza a marcar un ahorro considerable de energía.

En el caso de los aires acondicionados, este enunciado se encuentra como Eficiencia Energética que da el valor de la cantidad de energía que se genera por cada Kilovatio (kW) de consumo energético, es decir, si tenemos como dato un 2 de SEER, nos está indicando que la máquina es capaz de producir 2kW de energía de frío por cada kW de energía gastado.


Entre mayor sea la energía (de frío) generada por cada kW gastado, más eficiente es el equipo. Esta eficiencia genera un cuidado de impacto ambiental. En la etiqueta, esta eficiencia energética viene representado por el dato del SEER que, como mencionamos en el artículo sobre aires acondicionados, es un indicador de eficiencia energética para frío y el SCOP, que indica la eficiencia energética para calor (cuando se trata de calefacción).


2.

Llegamos a la segunda sección de la etiqueta en el que se describe el equipo. En esta parte se muestra la descripción del equipo, incluyendo el tipo de aparato, la marca y el modelo.


3.

En la parte inferior encontramos 2 bloques de información: uno de las características generales del equipo y el otro presenta un gráfico de barras para visualizar la clasificación energética del equipo, señalada con una letra en un recuadro.